Entrevista a Gloria Caballero, subdirectora de la CNMV de Educación Financiera

Entrevista realizada a Gloria Caballero, subdirectora de la CNMV de Educación Financiera.


RichdadMadrid:
¿En qué ha consistido, a grandes rasgos, el Plan Nacional de Educación Financiera llevado a cabo por el Banco de España y la CNMV de 2008 a 2012?

Gloria Caballero: El Banco de España y la CNMV asumimos en 2008 el compromiso público de impulsar un proyecto global de educación financiera para mejorar la cultura financiera de la población.

Las directrices de este compromiso quedaron definidas en el Plan de Educación Financiera para el periodo 2008-2012, en el que se pusieron en marcha y se desarrollaron diversas actividades destinadas a diferentes colectivos en el ámbito de la educación financiera.

El Plan define los tres rasgos básicos o pilares sobre los que se asienta este proyecto:

1. Generalidad, ya que tratamos de abarcar a todos los segmentos de población (desde jóvenes, adultos, estudiantes, padres, jubilados, etc.) y cubrir todos los productos y servicios financieros. De ahí la colaboración directa con la Dirección General de Seguros y Planes de Pensiones, con el objetivo de contar con expertos tanto en temas  bancarios, como de inversión y de seguros.

2. Cooperación: la participación de todo tipo de instituciones y agentes sociales, públicos y privados es clave y sigue siendo clave para lograr nuestros objetivos. Dado que la educación financiera es necesaria para todos, se plantean retos por la dificultad de acceso a determinados colectivos. Para lograr la mayor efectividad posible, es necesario implicar siempre a aquellas instancias más próximas al ciudadano. Con este fin, durante estos años, hemos promovido activamente la firma de acuerdos de colaboración con diferentes entidades y asociaciones, públicas y privadas, como por ejemplo el Instituto Nacional del Consumo, la AEB, CECA, UNACC, etc.

3. Continuidad: aunque el plan se diseñó para cubrir un periodo de cinco años, la naturaleza de sus objetivos exige el mantenimiento de las actuaciones más allá de ese periodo.

Durante estos años, el trabajo se ha centrado en la definición y puesta en marcha del Plan, su desarrollo y consolidación.

 

RM: ¿Qué objetivos marcados se han conseguido tras la ejecución de dicho plan? 

GC: Han sido varios los objetivos que a un principio se definieron y que hemos cumplido durante esta etapa. También se han alcanzado otros que inicialmente no estaban previstos. Entre todos ellos, destaco uno de los hitos más visibles, como fue el diseño y lanzamiento del portal www.finanzasparatodos.es en mayo de 2010. Este portal trata de cubrir el conjunto de posibles situaciones financieras a las que se enfrenta la mayoría de los individuos a lo largo de su vida. La web ofrece un contenido muy útil en un lenguaje muy sencillo y cotidiano, y presenta gran diversidad de herramientas prácticas para ayudar a gestionar las finanzas personales; permite, por ejemplo, elaborar un presupuesto personalizado, calcular la cuota de un préstamo y estimar el nivel de endeudamiento razonable para cada persona. A día de hoy y desde su lanzamiento, el portal cuenta con más de 1.800.000 visitas, lo que supone unas 5.000 visitas diarias aproximadamente.

Puede decirse que hemos ido construyendo alrededor de la página web un conjunto de recursos y herramientas sobre educación financiera que a su vez han servido para diseñar diversas acciones. Un ejemplo es la elaboración de una colección de doce fichas impresas sobre “Consejos básicos de economía familiar”, que se difundieron ampliamente mediante encartes en prensa y revistas o se pusieron a disposición de los consumidores en lugares de acceso público. Por ejemplo, en la revista “Latino” destinada a público inmigrante, en oficinas de consumo, en entidades financieras, etc. También se han producido materiales audiovisuales como la colección de videos sobre una pareja que afronta decisiones financieras. Algunos de los títulos son “Mi hipoteca y yo”, “No dejes para mañana lo que puedas pagar hoy”, “Después del ahorro llega la calma”, etc.

Por otro lado, se han impartido numerosos cursos de capacitación financiera; se destaca por ejemplo, los impartidos en diversas comunidades autónomas a través del convenio de colaboración con el Instituto Nacional del Consumo. Estos cursos se han dirigido a profesionales del  consumo y a personas que van a formar a estos profesionales. Utilizamos la denominada modalidad de “formación de formadores”. Estos profesionales reciben de forma muy habitual consultas sobre productos financieros, por lo que se les ha proporcionado unos conocimientos sobre cómo resolver estas consultas o bien cómo redirigir reclamaciones al organismo competente.

Uno de los retos más importantes y prioritarios ha sido y sigue siendo la introducción de la educación financiera en el curriculum escolar. En 2009 se firmó un convenio de colaboración con el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, y se inició un programa piloto de educación financiera en 3º de la E.S.O. en el que participaron casi 3.000 alumnos y 70 profesores de 32 centros educativos pertenecientes a 14 comunidades autónomas además de Ceuta y Melilla. Para este programa se elaboraron materiales de educación financiera que recogen conceptos básicos de finanzas personales (el ahorro, los medios de pago, el consumo responsable, etc.). También se puso a disposición tanto de los docentes como de los alumnos un portal de Internet www.gepeese.es, que contiene herramientas multimedia, juegos, talleres de actividades y sirve de apoyo para impartir educación financiera- no solo para docentes y estudiantes sino también para sus padres-. Debido a los buenos resultados obtenidos por esta experiencia piloto, durante el 2012 se intensificaron los esfuerzos destinados a la incorporación de la educación financiera a las aulas. En este sentido, el “Programa de Educación Financiera” fue presentado y difundido entre todos los agentes participantes en el sistema educativo en España, realizándose una intensa labor  de comunicación a todas las Consejerías de Educación de las Comunidades Autónomas más Ceuta y Melilla (dependientes directamente del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte) y también con las principales asociaciones educativas (FERE – CECA, ACADE, CECE y UECOE) y con otros foros de enseñanza.

Esta intensa labor, culminó con la inscripción voluntaria en el Programa de más de 400 centros de enseñanza secundaria, tanto públicos, como privados y concertados, de todas las Comunidades Autónomas. Esto implica que aproximadamente más de 21.500 alumnos de toda España han estudiado educación financiera en el curso académico que está finalizando.

Ejemplos:

http://www.elmundo.es/elmundo/2013/06/14/economia/1371208693.html

http://www.rtve.es/alacarta/videos/telediario/plan-educacion-financiera-para-jovenes-13-14-anos/1866111/

Por otro lado, durante estos años hemos tratado de aumentar la concienciación de las personas e instituciones sobre la necesidad e importancia de la educación financiera. Para ello, se han llevado a cabo numerosas labores divulgativas, que han consistido en la participación en multitud de encuentros y eventos de contenido social, tanto a nivel nacional (en ferias, seminarios y congresos) como en foros más profesionalizados, especializados en compartir experiencias e iniciativas a nivel internacional, dando así a conocer el Plan y sus objetivos. En la medida de lo posible, hemos tratado de estar presentes entre la población, y así se ha hecho interviniendo en diversos medios de comunicación, llevando a cabo una campaña publicitaria de alcance nacional (en prensa gratuita, medios online, en buscadores de Internet, aplicaciones como Spotify etc.) y adaptándonos a las nuevos canales de comunicación ya que en función de cada público objetivo hemos creado perfiles en diferentes tipos de redes sociales.

 

RM: Una vez finalizado el plan, ¿en qué situación se encuentra en estos momentos la Educación Financiera en nuestro país?

GC: Como ya se ha mencionado, una de las características del Plan es la continuidad. En este sentido, el pasado 4 de junio se firmó la renovación, ratificándose el apoyo a la primera iniciativa y extendiendo las actividades hasta 2017.

 

RM: ¿A partir de qué edad se debe educar a una persona financieramente?

GC: La educación financiera debe abarcar todas las etapas de la vida, y cuanto antes se imparta, mejor. Así lo recomienda la Comisión Europea (“Principios básicos para unos planes de educación financiera de alta calidad”) y la OCDE (“Principios y buenas prácticas para la concienciación y educación financiera. Julio 2005”): “Los consumidores deben recibir educación financiera lo antes posible, empezando en la escuela. Las autoridades nacionales deben estudiar la posibilidad de que la educación financiera forme parte obligatoriamente de los planes de estudio” y “La educación financiera debe comenzar en la escuela. Los ciudadanos deberían recibir instrucción sobre temas financieros lo más jóvenes posible”.

Muchos países tienen incorporados programas de educación financiera que se imparten a un público objetivo muy joven y a edades muy tempranas. No se trata de abordar la educación financiera desde una perspectiva académica, sino de explicar a los niños o jóvenes de forma práctica aquellos aspectos relacionados con experiencias financieras cotidianas de las personas y las familias.

La enseñanza de la educación financiera entre los más jóvenes quedaría justificada, por una parte, porque la capacidad de aprendizaje de los jóvenes es mayor y porque su exposición a creencias erróneas y hábitos poco adecuados, muy comunes en muchos adultos en este ámbito, son menores; por otra parte, porque los jóvenes de hoy son los consumidores de productos y servicios financieros de mañana y, por tanto, el grupo poblacional donde la inversión en educación financiera normalmente tendrá un mayor periodo en el que rendir sus frutos.

 

RM: Hasta que punto, la falta de educación financiera es consecuencia de la situación que viven actualmente las familias.

GC: En cierta medida, puede decirse que la falta de cultura financiera ha sido uno de los factores agravantes de la crisis, si bien sería exagerado afirmar que es la consecuencia de la situación que viven actualmente las familias.

La formación de los consumidores financieros en materia financiera sigue siendo, en general, escasa, lo que les hace vulnerables en presencia de prácticas de venta inadecuadas y, en cualquier caso, incrementa la probabilidad de que adopten decisiones inconvenientes.  De ahí la necesidad de que, en paralelo a los avances en el ámbito de protección al inversor, se impulsen también mejoras en el ámbito de al educación financiera.

 

RM: ¿Cuáles son los proyectos de futuro en nuestro país sobre Educación Financiera y qué objetivos se esperan obtener?

GC: El Plan de Educación Financiera 2013-2017 tiene por delante grandes objetivos, como pueden ser:

    1. La introducción de la educación financiera en la enseñanza obligatoria. Hemos avanzado bastante en este ámbito como ya se ha comentado. No obstante, al margen de la reforma, continuaremos difundiendo el “Programa de Educación Financiera” para que se extienda al mayor número posible de centros. Cada vez más países incluyen los contenidos de educación financiera de manera oficial; recientemente Reino Unido lo acaba de incorporar.
    2. El fomento de la educación financiera para la jubilación y en el ámbito del seguro. La baja tasa de natalidad y el aumento de la esperanza de vida, unido a la época de crisis, hace necesario concienciar a los individuos para que complementen la pensión pública que recibirán una vez jubilados. Contribuir a la mejora de la educación financiera en este ámbito es algo fundamental.
    3. Diseño y lanzamiento de una adecuada política de difusión del Plan y de sus objetivos, utilizando todas las herramientas de comunicación que sean necesarias: continuaremos esforzándonos para que los  ciudadanos sean conscientes de la existencia del Plan, de su utilidad y de la neutralidad de sus planteamientos.
    4. Fomento de la red de colaboradores del Plan de Educación Financiera: tanto con las colaboraciones ya existentes como con las nuevas que establezcamos en los próximos años.
    5. Evaluar e investigar en educación financiera: La necesidad de evaluar las acciones de educación financiera es vital para tratar de identificar las actuaciones que son realmente eficaces o para introducir mejoras en las mismas.

 

Quiero expresar desde aquí mi más profundo agradecimiento a Gloria Caballero por la concesión de esta entrevista así como todas las facilidades recibidas para la elaboración y ejecución de la misma.

Un saludo.

Andrés López.
Director de RichdadMadrid.com