¿Invertir en ganancia de capital o en flujo de efectivo?

Quizá el título de este post te deje indiferente y no entiendas absolutamente nada.

En el mundo de las inversiones existen tres razones por las cuales éstas se realizan: para obtener ganancia de capital, para obterner flujo de efectivo o para obtener las dos.

La elección de la razón o razones te la marcará tu inteligencia financiera al analizar la inversión.

Vamos a verlas por separado con un mismo ejemplo.

Inversión: Compra de un apartamento en una zona universitaria.

En principio, a simple vista, podemos considerar atractiva la compra de un apartamento en una zona frecuentada por estudiantes universitarios, pero vamos a analizarla más a fondo.

1.- Si la zona es de nueva expansión, con futuros centros comerciales, zonas de ocio, etc. podemos pensar en una posible revalorización del inmueble con las consiguientes ganancias. Tendríamos que analizar los planes urbanísticos de la zona y ver si esa “expansión” en infraestructuras se dará en un corto plazo de tiempo. Cuantos más datos tengamos al respecto reduciremos el riesgo de la inversión y ésta pasará a ser más segura. Todas las ganancias que obtengamos por la revalorización del inmueble se asocian aganancias de capital. Las personas que llevan a cabo estas operaciones son las conocidas como “especuladores” o “flippers”. Buscan operaciones a corto plazo con buenas ganancias.

2.- Supongamos que la zona ya está asentada y consolidada, con lo que no se espera una gran revalorización del inmueble. ¿Deja de ser interesante esa inversión? Puede que no sea rentable en cuanto al objetivo de ganancia de capital, pero ¿qué nos ofrece como flujo de efectivo?

Volvemos a estudiar más a fondo el caso con las nuevas perspectivas. Lo que tenemos que hacer son las cuentas necesarias para saber si ese inmueble se nos convertirá mes a mes en un activo (mete dinero en nuestro bolsillo). ¿Cómo hacerlo? Muy sencillo: simplemente tenemos que poner en un brazo de la balanza todos nuestros gastos mensuales en caso de adquirirlo (hipoteca, impuestos, seguros, comunidad de propietarios, etc) y en el otro todos nuestros ingresos (alquiler). Si el resultado es positivo el inmueble pasa a ser un activo y estaremos realizando una inversión bajo el enfoque del “flujo de efectivo”.

3.- Como sospecharás ya, la situación ideal es la combinación de los dos enfoques. Estaríamos en el caso de una zona de nueva expansión en la que compramos barato (con lo que conseguimos también unos gastos hipotecarios menores en el caso de que los necesitemos), conservaríamos en el tiempo (obteniendo la revalorización con el paso del tiempo) y obtendríamos un flujo de efectivo mensual en forma de renta.

Espero que con este ejemplo entiendas mejor mi insistencia a la hora de aconsejarte la necesidad de aumentar tu educación financiera de manera que favorezca la puesta en marcha de tu inteligencia financiera con el fin de identificar mejor las distintas opciones de inversión y aumentar así tu capacidad financiera acercándote cada vez un poco más a tu libertad financiera. ¡Allí nos vemos!

Un saludo.

Andrés López.
Director de RichDadMadrid.com